viernes, 19 de agosto de 2011

Lagrimas

Los pedazos del destino,

se juntaron como un rio,

esperaron el vacio y colmaron el delito

con constantes muy cerradas

cabecearon el abismo

van cruzando el mar pausadas,

y en lo verde del camino

con el menos amuchadas,

cuando dan las dos y media,

una parte, a la trastienda

con el pelo en la mirada,

la otra, sigue su camino,

de posar cada jugada.

Conrado Noel.