jueves, 16 de junio de 2011

MARIPOSA

Desnudándote en un sueño la otra noche me encontré

Y no sé porque llore, cuando al fin logre tocarte,

Desperté solo en mi colchón, errante y confundido

Pues tú allí no estabas conmigo,

Descubrí sabanas vacías, y mi mente suspiraba,

Por saberte condenada al espejismo de madrugada,

Discutiendo con la almohada,

Cada seña de tu risa, cada injusticia y cada caricia,

De tus ojos, boca, besos y algunos detalles,

Que te sonrojarían, te imagino tierna, dulce, letra y poesía.



Conrado Noel.