jueves, 3 de febrero de 2011

Caricia

Todavía me acuerdo del abrazo que te doy esta mañana, que dentro de un momento será historia de buen recuerdo, estoy mirándote frente a mí, intentando trazar el camino que describen tus labios mientras tu cabeza se mueve a ritmo de una canción, ¿quién sabe cuál será?, y el aire descuidado de tus ojos mirándome con dulzura y parpadeantes vuelos, con tu cara tan dulce como la miel, distraen mi atención de un modo particular dejando que todo pensamiento racional sea desplazado al infinito de mi mente, claro esto no me pasa nada más que cada tres minutos, cuando la imagen de este recuerdo me embriaga, y le guardo a corazón abierto en esta misma caricia.